6 Motivos De La Importancia Del Diseño Gráfico

Adrián Somoza • 15 de Octubre del 2013 • Buenos Aires, ARG.

Están los que dicen que mientras que una interfaz sea fácil de usar y funcione bien, es suficiente. Pero, ¿es cierto eso? ¿Es el diseño gráfico un factor adicional, o es parte esencial para el éxito?

Primero que nada, quiero aclarar que cuando digo diseño gráfico, me refiero al aspecto visual del diseño o lo que se suele llamar “estética”, partiendo de la base de que el diseño como tal no solamente comprende lo visual, sino un gran abanico de factores (como límites de tiempo, tecnologías, definición de objetivos, etc.).

Segundo, quiero decir que en este post (y en general en todos) voy a hablar de interfaces de usuario porque es a lo que yo me dedico, pero los conceptos son generales y en todo caso les quedará a ustedes el trabajo de extrapolarlos y aplicarlos a su especialidad.

Por último aclaro que cuando digo que el diseño gráfico importa, doy por sentado que es el de buena calidad.

Habiendo dicho eso, hay seis motivos que, creo yo, demuestran la importancia del diseño gráfico.

  1. No existe tal cosa como la ausencia de diseño gráfico
  2. El diseño gráfico tiene una poderosa influencia en la confianza
  3. El diseño gráfico le hace la vida más fácil a las personas
  4. El diseño gráfico puede sobresalir de la competencia
  5. El diseño gráfico es la primera impresión
  6. Estamos acostumbrados al buen diseño

Las razones explicadas

1. No existe tal cosa como la ausencia de diseño gráfico

“Preguntas sobre si un diseño es necesario o si se va a poder pagar están fuera de la cuestión; el diseño es inevitable. La alternativa al buen diseño es mal diseño, no ausencia de diseño”.Douglas Martin

Creo que con esta frase, Douglas lo deja bien claro. Si el diseño no es bueno, es malo. Donald A. Norman en su libro The Design of Everyday Things (me van a oir hablar mucho de este libro), dice que incluso acomodar un escritorio es diseño.

2. El diseño gráfico tiene una poderosa influencia en la confianza

D. Norman también dijo que “las cosas atractivas funcionan mejor”. Y la explicación a esta afirmación es que la buena funcionalidad/usabilidad de una interfaz es inherente al buen diseño visual porque las personas creen que las interfaces que se ven atractivas funcionan mejor, sea cierto o no. Y no nos olvidemos que diseñamos para las personas.

Por lo tanto, el diseño gráfico tiene el poder de generar en nuestro público la confianza de que nuestra interfaz funciona bien. Y la mayoría de las veces eso es cierto, porque a pesar de que el diseño gráfico tiene la misma importancia que la funcionalidad (de hecho la afecta directamente), el diseño gráfico es el último paso en un proceso de diseño llevado a cabo correctamente (así como cuando tenemos una entrevista de trabajo, antes de vestirnos bien solemos preocuparnos primero de ser la persona indicada para el puesto), y por lo tanto uno asume que si se llegó hasta ese paso, es porque también se dieron los pasos anteriores.

Si son como la mayoría de las personas, ver un mal diseño les produce desconfianza, y les puede hacer pensar que el dueño no le dio mucha importancia a su negocio, o que es un posible estafador.

¿Cuantos querrían hacer negocios en este sitio? Sean honestos.

3. El diseño gráfico le hace la vida más fácil a las personas

¿Cuantas veces hicieron click en un texto porque pensaron que era un botón y no era? El problema no son ustedes sino el diseñador, por no prestar suficiente atención a las implicancias del diseño. Esto en inglés se llama “affordance”, y es el principio de que cada elemento interactivo de un diseño debe implicar visual y físicamente la acción para la que fue diseñado. Un botón implica que está diseñado para ser apretado porque sobresale de la superficie. En el caso de estos dos botones, el de la derecha tiene un sombreado para simular un botón de la vida real, por lo que la acción está más implícita que en el de la izquierda.

Por supuesto también entran en juego las convenciones que hoy en día nos permiten entender que, aunque no tengan sombreado, los rectángulos con un verbo en imperativo suelen ser botones. Pero eso ya es otro tema del que espero poder hablar más adelante. Por ahora nos interesa saber que hacer click donde no se puede (léase: un mal diseño gráfico) produce sentimientos negativos. Estos actúan como una barrera que se interpone entre el usuario y su tarea a realizar.

En forma opuesta es igual: el buen diseño gráfico genera sentimientos positivos que liberan la mente para pensar más creativamente, allanando el camino entre las personas y sus tareas a realizar. En pocas palabras, el diseño gráfico les hace la vida más fácil a las personas.

4. El diseño gráfico puede sobresalir de la competencia

Un estudio presentado en la conferencia CHI 2007 (Computer/Human Interaction) dice lo siguiente:

“[…] Los usuarios juzgan la relevancia de resultados de búsqueda idénticos en diferentes buscadores basados en la marca […]. Los participantes del estudio indicaron que los resultados provistos por Yahoo y Google eran superiores a los mismos resultados obtenidos a través de Windows Live u otro buscador genérico”.

Las percepciones importan, y tienen influencia directa en cómo las personas actúan. Cuando tengo que elegir entre muchas posibilidades, un buen diseño gráfico puede hacer al negocio resaltar de la competencia, y por lo tanto tiene más chances de ser elegido.

5. El diseño gráfico es la primera impresión

Suit Up! de Michael Smith

Nadie va a una entrevista oliendo mal, con ropa rota y en ojotas. ¿Por qué? Porque “no hay una segunda oportunidad para una primera impresión”. Los seres humanos creamos prejuicios como un modo de simplificar el mundo que nos rodea, y como un mecanismo de defensa que desarrollamos a partir de experiencias de nuestro pasado.

Como lo explica Donald Lowe en su libro “Historia de la percepción burguesa”, la vista es un acto de distanciamiento, de juicio. Normalmente es el primer contacto con una persona, en donde se elabora un prejuicio antes de entrar en un contacto más directo. Lo mismo pasa con una interfaz. Antes de utilizarla, lo primero que se juzga es la estética (el diseño gráfico). De manera que antes de comenzar a interactuar con ella, la persona ya elaboró un prejuicio (positivo o negativo) hacia la interfaz.

6. Estamos acostumbrados al buen diseño

Admitamoslo: la naturaleza es espectacular. Cuanto más la estudiamos, más podemos aprender de los asombrosos tramados, combinaciones de colores y proporciones que encontramos en ella. Tal vez escucharon hablar de la regla de Fibonacci, más conocida como la proporción áurea o “divina”. Fibonacci descubrió que todo el cuerpo humano está diseñado bajo esta proporción, incluyendo los rostros como se ve en la imagen de abajo.

Eso significa que desde recién nacidos somos expuestos a buenos diseños, y creo que por lo tanto es de esperar que la gente ya tenga el ojo acostumbrado para darse cuenta cuando algo está bien diseñado o no, en mayor o menor medida.

Les dejo también un video que nunca me canso de ver sobre el diseño en la naturaleza:

Video: Nature by numbers de Cristóbal Vila

Conclusión

Podemos concluir que el diseño gráfico importa porque no existe tal cosa como la ausencia de diseño, porque este tiene el poder de generar confianza en el usuario, porque le hace la vida más fácil a las personas, porque sobresale de la competencia, porque es la primera impresión y porque estamos acostumbrados a él.

¿Pueden pensar en alguna otra razón? ¿Están en desacuerdo con algo o tienen alguna sugerencia? Es hora de que hagan su aporte. Espero sus comentarios!

comments powered by Disqus

Para enterarte cuándo posteo en este blog, seguime en Facebook o en Twitter.

Hablemos

Manufacturado en Buenos Aires.